Syngenta - No Malezas
No Malezas

Oeste de la provincia de Buenos Aires: Malezas que definen estrategias

Por el Ing. Agr. Mauro Mortarini
Consultora Ojos del Salado / Sola, Mortarini y Asociados

Terminó una nueva cosecha y arrancan los barbechos 2020. Las expectativas para el cultivo de trigo son muy buenas y los márgenes del doble cultivo, de los más alentadores. Pero ¿cuáles son las estrategias de manejo de malezas más difundidas en la región, pensando en este cultivo?

En términos generales, el manejo de malezas en el Oeste de la provincia de Buenos Aires sigue siendo sencillo y relativamente poco costoso. El avance de raigrás aún es puntual y las crucíferas tampoco definen estrategias. El driver sigue siendo rama negra, que ha vuelto a ganar protagonismo no solo en este cultivo, sino a lo largo de todo el barbecho para los cultivos de verano.

Este aumento de protagonismo se explica en gran medida por los retrasos en las aplicaciones y la consecuencia de controlarla cuando su tamaño no es el adecuado. Aún en estado de roseta, Conyza puede requerir de hasta el doble de dosis si se retrasa a mediados de junio, en el inicio de las aplicaciones. Pero una vez instalado el cultivo de trigo con una siembra uniforme y un adecuado programa nutricional, el doble cultivo será de los que entreguen el lote más limpio al año siguiente.

Para cerrar el barbecho largo, solo restaría por nombrar a Viola arvensis, que si bien no representa un problema en su manejo, es importante tener presente algunos puntos clave. El primero de ellos es que el uso de hormonales auxínicos puede reducir la eficacia del glifosato en su puesta a cero. Por otro lado, los sucesivos nacimientos a lo largo del otoño-invierno obligan a incorporar residuales para su correcto manejo. Si este residual no es efectivo también para rama negra, se deberá suplementar con un mecanismo de acción que también lo sea para esta especie, con la cual comparte muchas veces su presencia en los lotes.

Ya sobre la segunda mitad del año y pensando en la última etapa del barbecho en los cultivos de verano, la intervención en la segunda mitad del mes de agosto nos permite suprimir los nacimientos de la segunda camada de rama negra en la que, a diferencia de la de otoño, sus individuos pasan menos tiempo en estado de roseta e incrementan su altura y tolerancia a los herbicidas, de manera más rápida, y obligan a ser altamente proactivos. Con el ingreso de la primavera, malezas como Amaranthus hybridusEleusine indica y Chloris virgata serán el objetivo a vencer con el armado de una adecuada estrategia de protección.