Syngenta - No Malezas
No Malezas

Manejo de malezas trigo 2020

“La curva de resistencias sigue creciendo. No nos queda otra que desarrollar el manejo integrado de malezas. Estamos ante una oportunidad única para hacerlo”, dijo el asesor Ramón Gigón: control cultural, densidad de siembra, fecha de siembra, evaluar el impacto ambiental, el costo, la eficacia de los herbicidas, el control mecánico y el biológico, el carry over, y rotar los modos de acción.
El carry over tuvo una atención especial. “Cuando estamos por implantar el trigo tenemos que saber qué cultivo y qué tratamientos se hicieron previamente para evaluar la residualidad de herbicidas que tiene el lote”, recomendó Gigón, habida cuenta del comienzo de la siembra.

También comentó que se puede trabajar en la elección del cultivar por su habilidad competitiva frente a las malezas. “Las variedades más viejas generan mayor competencia contra las malezas. Esto es un tema importante para ser tenido en cuenta por los mejoradores. Las variedades más altas presentan mayor competencia”, apuntó.

El período crítico para el control de malezas en trigo es al inicio del cultivo. “Esto ocurre especialmente con malezas como Ryegrass que arrancan temprano. Su control es clave para no perder plantas de trigo que disminuyan rendimientos”, destacó Gigón y presentó un listado de herramientas herbicidas disponibles para trigo, con casi 30 modos de acción, entre los que se encuentran productos nuevos como Pyroxasulfone.

Entre las malezas destacadas, el especialista mencionó a Sanguinaria, que sigue siendo la más abundante en los lotes del sur triguero. Avena fatua también es muy importante en trigo, con flujos de emergencia escalonados. Lolium perenne ssp. (ryegrass) ha sido la maleza que más se ha expandido en otoño invierno, por su capacidad de generar resistencias. “Es la maleza de trigo que más resistencias ha generado”, aclaró.

Para Brassica rapa (nabo o nabolza) recomendó estrategias de control en presiembra y postemergencia y dijo que flumoxaxin y flurocloridona pueden dar una mano. Además, recordó especialmente buscar alternativas al 2,4D para cuidarlo, “porque empieza a mostrar algunas dificultades”.